February 20, 2020

February 19, 2020

January 26, 2018

September 11, 2017

March 16, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

La Gloria & La Vergüenza

February 20, 2020

En el evangelio que leímos hoy (Juan 1:29-34) nos encontramos con una frase que puede que no notemos si leemos sin detención. Pero el texto dice: 

¡Miren, ése es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

¿Es eso lo que la mayoría de nosotros esperamos por parte de Dios? Por lo menos no es lo que esperaba el pueblo Judío de su Mesías. De Dios no se esperaba un cordero, lo que esperaban era un león... el León de Judá todopoderoso, omnipotente. Un Dios fuerte que arreglaría y solucionaría todos los problemas. Pero la imagen de Dios como cordero, muy por el contrario, es uno que lo hace ver vulnerable y débil. Lo torna impotente ante la dirección que toman las diversas historias que tú y yo vivimos; y lo que hace este cordero es tomar esas historias que vivimos y las absorbe... o quizás otra palabra es las “perdona.” Ella toma esas historias y las redime. “El cordero de Dios que perdona el pecado.” Noten también que dice “pecado” no “pecados”. “El cordero de Dios que quita *el pecado* del mundo.” De la misma manera que “la salvación” es una idea global, colectiva, histórica, también lo es el mal, y cada uno de nosotros carga un pedazo de ese mal. Todos somos cómplices, todos cooperamos con la estupidez y la oscuridad de la historia humana. Nadie se puede desmarcar y decir “yo no hice nada, yo soy inocente”. Todos cooperamos con algo. Como el apóstol Pablo dice con claridad en Romanos “Por cuanto todos hemos pecado”. Así que perdemos el tiempo cuando tratamos de probar que uno es más digno que el otro... ellá más que él, pero menos que este otro. Lo único que eso logra es hacernos egocéntricos. A mi me parece que el cristianismo no logrará reinventarse y reformarse hasta que su mensaje central no sea uno entregado a todo... a toda la sociedad, a toda la creación. El mensaje de que como colectivo cargamos el peso de la gloria y también de la vergüenza.

 

Extracto de la reflexión del domingo pasado. Pueden escuchar las reflexiones dominicales en la página web de la comunidad www.anglicanasanandres.cl

Please reload

Síguenos

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags