Lo Está Redimiendo Todo


Aunque al mirar al mundo pareciera no ser así, estoy convencido de que Dios está en el proceso de salvar a toda la historia. Dios está haciendo el trabajo de salvar a la humanidad. Está salvando la totalidad y no solamente las partes. Uno de los errores que hemos hecho interpretando la Biblia, creo yo, es pensar que Dios está salvándote a ti de manera separada que de él y de ella y de mi. Eso no puede ser, me rehuso a creer que esa es la esencia de la salvación.

El universalismo, como concepto teológico, es la creencia que el mensaje de Dios, o su obra y su trabajo era y es la redención completa de la creación. La redención de la totalidad. La redención de la historia, de la sociedad, de la humanidad, del mundo natural... y no sólo de lo “espiritual”. Que somos salvos no porque seamos dignos o merecedores, sino que somos salvos porque estamos todos conectados. No solo el uno con el otro, sino con el todo. ¿Por qué? Porque somos parte de esa totalidad, somos seres humanos y como todo lo demás somos criaturas de Dios. No por sobre lo demás que ha sido creado, sino que parte de lo demás. Vinimos de Dios, de esa totalidad, y por un período corto en esta tierra ejemplificamos el misterio de Dios. Luego al morir volvemos a ser parte de la totalidad... o de Dios. Esto no tiene que ver con méritos, es independiente de si lo merecemos o no. Dios está constantemente redimiéndolo todo dentro de si mismo, como parte de si mismo. En esa salvación sí puedo creer. Me da esperanza y optimismo para enfrentar el hoy.

Extracto de la reflexión del domingo pasado. Pueden escuchar las reflexiones dominicales en la sección “Reflexiones” de esta página


Entradas destacadas