Desde Trosly, Francia


Querida comunidad de SAN ANDRES:

Les escribimos esta nota desde Trosly, un pequeño pueblo en Francia a una hora de Paris, donde esta la sede del Arca; antes de llegar aquí estuvimos en un chalet de montaña en casa de los Paccot, Martine y Christian nos recibieron con inmenso cariño y pudimos conocer la vida de los pueblos de montaña, en ese paraje único de los Alpes Suizos.

En Trosly, donde estamos hoy, el 25% del pueblo tiene diferentes casas de acogida para discapacitados, o más bien con capacidades diferentes mentales y fisicas. Arribamos ayer domingo a las seis de la tarde, y tuvimos la experiencia de vivir una Eucaristía, muy linda y diferente; habían unas ciento veinte personas, desde los que acompañan hasta los asistidos, las canciones en frances, eran acompañadas por los diferentes sonidos y expresiones, de personas con distintas discapacidades mentales, algunos en sillas de rueda, ciegos y otros sordos, dando lugar a una alabanza de sonidos y lenguajes la mayoría inentendibles, pero todos eramos iguales ante los ojos de Dios.

Por alguna razón que no intentamos comprender, nos dejamos llevar, sentimos la presencia de Dios de una manera inigualable; era un pesebre todos acogidos por Dios, viviendo nuestras propias fragilidades, pero con un lenguaje común; nos dejamos sorprender por Dios, en un espacio de libertad y encuentro, donde los sonidos dieron lugar al silencio de Dios en la comunión, donde el partir el pan era como si comiéramos en los brazos de Dios.

Con mucho cariño,

Patricio y Susan Browne


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes