Dios mío, Señor mío, no tengo idea adonde voy


Dios mío ,Señor mío, no tengo idea adónde voy.

No veo el camino delante de mí.

No puedo saber con certeza dónde terminará.

Tampoco me conozco realmente, y el hecho de pensar que estoy siguiendo tu voluntad no significa que en realidad lo esté haciendo.

Pero creo que el deseo de agradarte, de hecho te agrada, y espero tener ese deseo en todo lo que haga.

Espero que nunca haga algo apartado de ese deseo.

Sé que si hago esto me llevarás por el camino correcto, aunque yo no me de cuenta de ello.

Por lo tanto, confiaré en ti aunque parezca estar perdido en la sombra de la muerte.

No tendré temor porque estás siempre conmigo, y nunca dejarás que enfrente solo mis peligros.

Amén

Thomas Merton, Monje Trapense

Que bella oración desde la fragilidad de lo desconocido , pero con la certeza que no estoy solo.

Es liberador aceptar que no sé si sigo tu voluntad, ya que me hace seguir buscándola diariamente, sabiendo que tú me llevarás por el camino correcto.

Lo bello es que el Dios de la vida me permite divagar desde la honestidad de un canuto a veces re perdido.

Gracias Señor


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes