Más Jesús, menos religión.

El cristianismo es una historia de colgajos. La fe originaria y pristina en el Jesús de los evangelios se va llenando de creencias que al final no son más que eso: colgajos. (peor cuando vienen de un abogado-teólogo o teólogo a secas ). Finalmente se construyen como confesiones que a cada ladrillaso de creencias encierran e invisibilizan el origen genuino de todo ese castillo estilo kafkiano. Como dice un buen libro que leo de H Cox, el mas difícil diálogo es el intrarreligioso, si hasta dos hermanos de la misma tradición de fe dan lugar al primer asesinato por versiones distintas del rito sacrificial (Cain y Abel) Pero el que no tenga colgajos tíreme el primer ladrillo. Si las articulaciones de esa fe necesariamente devienen en creencias, han de asumir un carácter móvil y contextualizado. De este modo en vez de castillo construimos una vitrina que nos permite seguir mirando la nobleza de la figura histórica y cautivadora del Hijo del carpintero. Mas Jesús, menos religión


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes